Como Adaptar Mascarillas Para Niños

Ante la cepa británica mucho más infecciosa y de rápida propagación que la convencional, los expertos recomiendan el uso de las mascarillas FFP2 para defendernos, desterrando las quirúrgicas o las de lona con filtro. El Gobierno español aún no tomó la decisión de imponerlas como obligatorias a pesar de que presidentes de diferentes autonomías –Galicia, entre ellas- y virólogos las aconsejan. Estas máscaras a las que se han añadido imágenes infantiles o algún color impresionante, son equipos de protección individual indicados para ser utilizados por mayores. En exactamente la misma línea, los mucho más pequeños se lavarán las manos exhaustivamente antes y después de la salida y, si bien no es obligatorio, es muy aconsejable que se pongan una mascarilla. Ajeno de estas normas, hay que incorporarles las ya consabidas en cuento al distanciamiento social, distancia de seguridad y, bajo ningún concepto, compartir juguetes con otros niños que no hayan estado recluídos con ellos.

A pesar de que existen mascarillas para niños, también hay maneras de amoldar mascarillas quirúrgicas de mayores a fin de que las usen los niños. Por ello, en los últimos días han vuelto a circular por las redes varios de los vídeos que se publicaron durante el confinamiento en los que se explica de qué manera amoldar las máscaras. Varios padres habrán acudido a una farmacia en estos días en busca de alguna mascarilla infantil para resguardar a los pequeños del coronavirus durante sus salidas a la calle y habrán descubierto que no las venden. Las máscaras infantiles no se comercializan y unicamente se consiguen es hospitales, donde se las distribuyen a pacientes oncológicos. No obstante, sí es recomendable que los adultos que les acompañen la lleven. Las farmacias no venden mascarillas infantiles pero las de los adultos se tienen la posibilidad de cambiar las máscaras para niños siguiendo unos simples procedimientos.

De Qué Manera Amoldar Una Mascarilla Quirúrgica De Tamaño Estándar A Fin De Que La Utilicen Los Niños

Las que encuentras en la farmacia o demás establecimientos si son de una talla más pequeña pero no tienen estudios específicos que verifiquen una homologación correcta. De cualquier manera, insisten los expertos, es que siendo la opción mejor una mascarilla que de entrada esté llevada a cabo para niños, lo importante es que utilicen una y sean siendo conscientes de que no deben tocarse la cara, ni boca ni ojos. Y, como es natural, manos limpias antes de manejar la mascarilla tanto para quitarla para ponerla. Es tan simple como doblar la mascarilla, buscando que coja forma de pico, y luego atar un nudo en las gomas que van a las orejas. La parte que tapa la boca se recopila de forma que se amolda a la perfección a la cara de los pequeños y las sujeciones de las orejas se cortan de manera que no cuelga.

como adaptar mascarillas para niños

De esta manera, los mayores de seis años van a deber llevarla mientras que estén en el instituto. Desde que se estableció la utilización obligatorio de la mascarilla, la gente mayores de 6 años tienen que llevar la mascarilla siempre y cuando salgan a la calle o se encuentren en un establecimiento abierto al público. Esto provocó que se comenzarán a comercializar a gran escala mascarillas más pequeñas, sin embargo esa no es la única forma de conseguir una mascarilla para un niño. Los arneses para la sujeción a la cabeza para las máscaras higiénicas para niños deben poder sujetarse sin llevar a cabo nudos, de manera que queden extremos libres o elementos tridimensionales. Con el coronavirus, el valor de las máscaras se ha disparado.

Coronavirus En España: Últimas Novedades Y Datos En Directo

A pesar de que todos nos vimos damnificados por la pandemia de COVID-19, a los niños esta situación les marcó mucho más que jamás. De un día para otro, se encontraron encerrados en el hogar sin la necesidad de ir mucho más a clase y sin poder jugar con antes lo hacían con sus amigos y familiares. Es por ello que muchas personas en Internet han publicado libros o canciones, que le permitiera entender toda esta situación a los niños, no obstante esto no hace que esta situación supusiese un cambio muy extremista en sus vidas.

El problemallega al procurar buscar máscaras de tallas infantiles, en tanto que todavía no están disponibles en muchas farmacias. Muchas familias han optado por armar máscaras hogareñas que, siempre y cuando se amolden bien al contorno de la cara del niño, puede resultar útiles. Todavía no hay mascarillas pediátricas o infantiles libres en las farmacias para que las logren utilizar. Y se estima que aún pueden tardar unos días en poder disponer de ellas. Mientras tanto, aparecen publicadas múltiples maneras de adaptar una mascarilla de mayores a los niños. Entre ellas, la que da el Ilustre Instituto Oficial de Farmacéuticos de la provincia de Badajoz en el vídeo De qué manera adaptar una mascarilla para empleo infantil.

Se busca a tres menores de 13, 15 y 17 años desaparecidas durante el mes de enero en Madrid y Murcia. «En el final haces un \’nudito\’ en todos y cada \’esquinita\’, y directamente con la forma que tiene la mascarilla quirúrgica se amolda muy bien a la anatomía facial que tienen los niños», ha añadido. La máscara tiene que amoldarse bien a cada niño de manera que cubra bien la boca y la nariz, sin dejar espacio entre la cara y la máscara.

Vídeos

Un reciente sondeo telefónico realizado por OCU, únicamente 18 de las 50 farmacias disponen de mascarillas infantiles. Y solo en 5 casos tenía que ver con máscaras higiénicas o quirúrgicas, las recomendadas para los pequeños mayores de tres años por su mayor transpirabilidad y, por lo tanto, tranquilidad. Es más, solo una era quirúrgica, la única categoría regulada con un precio máximo de 0,96 €/unidad.

En la parte exterior, llevar a cabo un doble pliegue y, con las gomas, anudar de forma que quede bien ajustado y enganchado en la mascarilla. Tienen que cubrir la boca, nariz y barbilla y tener un arnés que puede rodear la cabeza o sujetarse en las orejas. Lavarse bien las manos para desinfectarlas antes de tocar la mascarilla.

Revisar que la mascarilla cubre la nariz, la boca y la barbilla y no queda espacios abiertos. La colocación de las máscaras, ha continuado, va a poder asistir asimismo a que sean un poco conscientes de que «no se pueden estar tocando ni la boca, ni la cara, ni los ojos». Tras doblar la mascarilla, se debe llevar a cabo un nudo en todas y cada una de las gomas. Este debe hacerse lo mucho más cerca viable de la propia mascarilla para que luego esta quede lo mucho más ajustada posible. Por último, se le da la vuelta a la mascarilla y se dan los últimos detalles a fin de que se ajuste lo más bien que se pueda a la cara del niño.

No por el simple hecho de llevar mascarilla deben obviarse las otras medidas de prevención. Es muy importante argumentar a los pequeños que deben mantener la distancia social y la higiene de manos recurrente. No sirve de nada llevar mascarilla si no se cumplen estas medidas por el hecho de que son las mucho más eficaces para eludir que el virus se propague. Tras un final de curso atípico marcado por el coronavirus, millones de alumnos retomarán las clases en los próximos días. Las máscaras estarán presentes en las salas, en tanto que su empleo forma parte de las cuestiones de inseguridad e higiene establecidas para que los estudiantes puedan retomar las clases.