Fochas

La presencia de vegetación en las orillas les resulta fundamental, si bien son más dadas a aguas libres que las gallinetas. De manera continua se zambullen intentando encontrar los fondos con plantas acuáticas donde comen. En aguas someras su comportamiento es muy parecido al de un pato de área. Calan la cabeza, el cuello y medio cuerpo, dejando al descubierto la parte trasera y la cortísima cola, ayudándose en esta acción con las patas mucho más que los patos. Sus movimientos al comer bajo el agua de esta manera, son enérgicos y a veces comienzan con un fácil calado de la cabeza y cuello para acabar en una zambullida completa.

Las fochas tienen la posibilidad de ser realmente brutales con sus propias crías bajo presión, como la carencia de comida, y después de unos tres días empiezan a agredir a sus crías en el momento en que solicitan comida. Después de un corto tiempo, estos asaltos se concentran en los polluelos más enclenques, quienes finalmente dejan de limosnear y mueren. La focha ocasionalmente puede criar solo dos o tres de cada nueve crías. En este accionar agresivo, diríase que los progenitores “despeinan” a sus crías. Las fochas son omnívoras, comen primordialmente material vegetal, pero asimismo animales pequeños, peces y huevos. Son violentamente territoriales a lo largo de la temporada de reproducción, pero en cuanto al resto se encuentran a menudo en enormes bandadas en los lagos poco profundos con vegetación que prefieren.

Constituyen el género Fulica , cuyo nombre es el término latino para “focha”. Las fochas tienen un plumaje predominantemente negro y, en contraste a muchos rieles, generalmente son simples de ver, de manera frecuente nadando en aguas abiertas. En las fochas, existe otra especie que el Delta es realmente difícil de observar, se trata de la focha cornuda. Es una especie en peligro de extinción y que está protegida.

¿Cómo Cambiar Las Opciones Sobre Cookies En Este Ubicación?

Las que logran escaparse son cazadas por el anillo de cazadores cerca de la laguna. Antiguamente se cazaban tantas como se podía, puesto que formaban una fuente muy valiosa de proteínas. Actualmente, el Parque Natural limita el número de piezas a un 10% del número de fochas los cazadores de las barcas, y sin límite a los cazadores del anillo. Si en una laguna hay 3.000 fochas, podrán matar como máximo 300 en la laguna, más todas las otras del anillo de cazadores. Solicitud las especies de aves que habitan en la península Ibérica, fotos, datos, vídeos, reportajes sobre especies de avifauna . Aves de la península Ibérica, con fichas, fotografías, vídeos…

fochas

La focha de america se ha observado ocasionalmente en Gran Bretaña y también Irlanda, al paso que la focha euroasiática se encuentra en Asia, Australia y unas partes de África. En el sur de Luisiana, la focha se conoce con el nombre francés “poule d\’eau”, que se traduce al inglés como “gallina de agua”. La focha tiene el nombre científico de Fulica atra y es una de las aves acuáticas más frecuentes en el Delta del Ebro. Es una especie gregaria que forma enormes conjuntos en lagunas y charcas.

A Focha Común Fulica atra es un pájaro sobradamente conocido y no necesita ser descrito muy minuciosamente, en parte por su popularidad y también por la uniformidad de su coloración. Su plumaje es negro brillante en la cabeza y el cuello y negro pizarroso en el resto del cuerpo. En vuelo se le valora bien un borde blanco ajustado en las plumas secundarias.

El pico es blanco ligerísimamente teñido de rosa y el escudete frontal blanco puro. Pico y escudete le dan un curioso aspecto y como resulta lógico su color resulta muy destacado en oposición al negro de todo el plumaje. Las patas son verdosas con la tibia anaranjada y los dedos, con grandes lóbulos de piel, son grises o azul grisáceos. Las fochas jóvenes tienen el plumaje pardo grisáceo con la garganta y el pecho blancuzcos. El pico es amarillento y carecen del escudete frontal de los adultos. En una primera etapa de su avance los pollos de focha común tienen un aspecto muy peculiar.

El Nido Sobre El Agua Entre La Vegetación Palustre

Si bien a la focha se le da realmente bien nadar e inclusive bucear, es capaz de sumergirse en busca de comida, no se le da realmente bien volar. Su vuelo es débil y para alzar el vuelo precisa efectuar una carrera sobre el agua, si no, no consigue despegar. En el mundo se distribuye tanto por Europa, Asia, Oceanía, Norte de África, Azores y Canarias. En este archipiélago es un ave bastante común, tenemos la posibilidad de verla en las islas de Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y La Gomera, si bien asimismo tenemos la posibilidad de hallarla de paso por las demás islas. Para verla, deberemos ir a alguna de las dos bahías o en cualquiera de las lagunas del Delta, más que nada en la Encanyissada. LIBROS WASTE Guías de naturaleza, monografías, ediciones…

fochas

Su caza está completamente prohibida y no se debe confundir con la focha común. Los adultos se distinguen por tener unas protuberancias rojas sobre la frente, y los jóvenes tienen la forma del pico diferente a la focha común. En levantar el vuelo, podemos consultar que no tienen el ribete blanco en la punta de las plumas de la parte interna del ala. Afortunadamente no siempre sucede así y en sitios favorables del sur de España pueden conseguirse promedios en el nacimiento del 80%. La depredación es muy grande en las lagunas, tanto por animales como ratas, aguiluchos, cuervos, etcétera. como por nuestro hombre.

Peculiaridades De La Focha

Fuera de Iberia Jourdain estima como normales las de 6-9 huevos. Habita masas de agua de mayor extensión que la Gallineta y casi siempre nada al descubierto. Lagunas, pantanos, enormes charcas, marismas, estanques, riberas de grandes ríos, estuarios, etcétera., son sitios donde no faltan en todo tiempo las fochas. De manera ocasional y coincidiendo con tiempos fríos, pueden verse mezcladas con patos en la mar. Más a menudo en estas circunstancias se refugian en estuarios.

Se puede decir que la Focha Común es una clase muy gregaria, sobre todo fuera de la temporada de la cría, concentrándose en grandes cantidades, muy con frecuencia múltiples millares, en aguas libres muy al descubierto y lejos de cobertura vegetal. La mayoria de las veces está mezclada con patos de diversas especies y nada entre ellos sin que parezca existir competencia. Al comenzar el vuelo desde el agua lo hace con notable dificultad, pateando múltiples metros con acompañamiento de revueltos de alas, antes de conseguir elevarse. Una vez logrado esto, su figura es peculiar con el cuello bien estirado y las patas sobresaliendo tras forma que con su enorme volumen y color recuerdan mucho más una larga cola. No semejan muy hábiles voladores y baten las alas con rapidez, pero durante el día son extrañas volando a no ser que sean espantadas con ocasión de una cacería.

Los de mayor edad tienen la posibilidad de contribuir en la nutrición de los pollos de puestas siguientes, incluso, probablemente, participen también en la defensa del territorio. Por año siguiente, luciendo ahora su escudete blanco, podrán reproducirse, aunque en general suele ser más adelante. La focha construye un gran nido a partir de la vegetación acuática. Su voz, que prodiga mucho, puede representarse como un monosílabo emitido en tono prominente y agudo, un ¡¡kiuk!! Algunas veces suena repetido, pero en tono mucho más bajo ¡¡kiu-kiu-kiu!!

Catalogar información estadística anónima para prosperar la calidad. A la focha se la ve muy a menudo zambullirse en el agua en busca de comida. As fochas, según cuenta la historia de historia legendaria, expulsaban a sus enemigos lanzándoles espuma a la cara; y la historia no está lejos de la verdad.

Comunmente solo lo hacen donde hay buena cubierta vegetal para los nidos. En España son recurrentes sobre todo en las Marismas del Guadalquivir, cuya población es seguramente la más importante del Mediterráneo. Como ahora señalaba antes, muchas fueron las fochas anilladas en Europa que se recuperaron en España y Portugal. Las anilladas en la Camarga francesa caen casi todas por el Levante español en meses invernales. Ciertas anilladas en otros sitios de Francia se atraparon aquí; así, una en Badajoz en el mes de noviembre y otra en el Delta del Ebro 19 días tras ser anillada y volar 900 km. Hay asimismo muy numerosas recuperaciones de Pochas alemanas, inglesas, holandesas, checas, danesas, rusas, etc.