Lote Atun Dia Contaminado

Y ayer, 29 de agosto, los análisis practicados en el Centro Nacional de Nutrición a los modelos sospechosos reafirmaron la presencia de toxina botulínica en la lata de atún consumida, según explica la Aesan. La compañía recibió por la parte de la confirmación de la existencia de toxina botulínica en el análisis de una única lata, por lo que la compañía procede a solicitar la devolución de dicho lote del producto a sus clientes. Además de esto, de manera proactiva, DIA va a entrar en contacto con los clientes susceptibles de haber conseguido este producto usando todos los canales que sean precisos.

La toxina botulínica origina la paralización progresiva de los músculos y inconvenientes respiratorios, pudiendo llegar a la parada cardiorrespiratoria. Además de esto, puede aparecer contrariedad en la deglución, visión turbia, visión doble, cansancio, ataxia e inclusive síntomas gastrointestinales como vómitos y diarrea. Y sucede que Frinsa remarca que «esta toxina que genera la bacteria que produce el botulismo es rarísimo que se dé en pescado en conserva, es considerablemente más probable en verduras, hortalizas o en salmueras de pescado en conserva».

El Botulismo De Transmisión Alimenticia Es Una Enfermedad Grave Y Puede Ser Mortal

Como medida de precaución se ha retirado el producto afectado de los canales de comercialización, y las autoridades sanitarias aconsejan a las personas que tengan en su domicilio el producto perjudicado por esta alerta que no lo consuman y lo devuelvan al punto de compra. El producto fue distribuido por la plataforma DIA a establecimientos de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mácula y Comunitat Valenciana, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los modelos damnificados. El conjunto ha pedido a sus clientes del servicio que hayan conseguido latas del lote perjudicado que devuelvan el producto en su tienda más cercana, mientras que va a procurar contactar con esos susceptibles de haber conseguido este producto “usando todos y cada uno de los canales que sean precisos”.

Las latas de atún fueron elaboradas por elaborada por Frinsa del Nordoeste, situada en la provincia de A Coruña. Los especialistas coinciden en apuntar que el botulismo es una enfermedad poco frecuente pero grave. Según la Organización Mundial de la Salud , si bien el botulismo de transmisión alimentaria, provocado por el consumo de alimentos que no se han procesado apropiadamente es extraño, puede ser mortal si no se diagnostica de manera rápida y se habla con la pertinente antitoxina. De este modo lo han apuntado fuentes de la compañía gallega a Europa Press, que aseguran que «es imposible que una lata tenga botulismo y la de al costado no, por el hecho de que el pescado es exactamente el mismo». «El brote está limitado a 4 casos, tres de los cuales fueron dados de alta, y no hay constancia de sobra afectados», afirman exactamente las mismas fuentes.

La compañía DIA se ha puesto en compromiso a recobrar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes. Fuentes de DIA apuntaron que la polución se debió generar en la etapa de producción, bien en la materia prima o en el desarrollo de esterilización durante el enlatado. La evolución de las situaciones ha sido conveniente y ninguno ha precisado ingreso en la unidad de cuidados intensivos y ayer únicamente continuaba ingresada en Salamanca la afectada de mayor edad. La capacitación localista asegura que en su oficina de atención ciudadana siguen gestionando solicitudes de personas que llevan mucho más de… La Interfaz de Organizaciones de Infancia recibe «con sorpresa» las acusaciones por supuestos favores políticos a la directora general de Niñez y Familia de… En los adultos, la ingestión de las esporas no crea la patología, pero ocasionalmente se detectan casos en pequeños de entre 1 y 52 semanas de edad.

La Plataforma Estatal De Familiares De Viviendas Exige La Dimisión Del Vicepresidente De La Comunidad De La Capital De España

Frinsa asegura que es «irrealizable» que la lata de atún en aceite de girasol donde se ha encontrado toxina botulínica esté «contaminada» debido a sus procesos de fabricación, pues destaca que el resto del lote de más de 3.400 conservas se encuentra en estado perfecto. Según apunta la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, la infección se produjo en los afectados tras consumir ensaladilla rusa casera con un ingrediente contaminado por toxina botulínica. Los análisis completados por el Centro Nacional de Nutrición han afirmado que el causante del brote de botulismo fue el atún, presente en una única lata. La Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición activó una alerta a nivel nacional un brote deintoxicación alimentariaprovocado portoxina botulínica descubierta en el atún en guarda en aceite de girasol de la marca Dia. Frinsa afirma que es «imposible» que lalata de atún en aceite de girasol donde se ha encontradotoxina botulínica esté «contaminada» gracias a sus procesos de fabricación, ya que resalta que el resto del lote de sobra de 3.400 conservas está en estado óptimo. 4 personas de una misma familia de Castilla y León que consumieron una ensaladilla rusa casera han resultado intoxicadas por toxina botulínica, descubierta en un atún en conserva en aceite de girasol de la marca DIA.

Dos de ellas son residentes en Salamanca y otras 2 en Zamora, según informó la Consejería de Sanidad de esta comunidad autónoma, que precisó que todos ellos ingirieron ensaladilla rusa casera con un ingrediente contaminado por toxina botulínica. La totalidad del producto se distribuyó por la plataforma DIA a establecimientos de las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mácula y Valencia, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los modelos damnificados. El producto fue distribuido por la plataforma Dia a establecimientos de las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y Valencia, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los artículos damnificados. El brote se ha detectado tras enfermar cuatro personas, de las que tres ahora han sido dadas de alta, que ingirieron una ensaladilla rusa casera desarrollada con el citado atún.

No hay perseverancia en España de ningún caso notificado asociado a esta alarma, pero el Ministerio de Consumo recomienda a las personas que tengan en su domicilio los modelos incluidos en esta alarma que no los consuman y los devuelvan al punto de compra. Sin embargo, la conservera gallega Frinsa del Nordoeste afirma que únicamente hay “una lata afectada”, después de los exámenes completados al resto del lote, acreditados por la Xunta de Galicia. Hoy, tres de los cuatro damnificados ya han dado negativo en las pruebas correspondientes a botulismo. La administración gallega ha comunicado que en el último análisis realizado esta misma mañana, ha verificado el correcto funcionamiento de producción del alimento.

lote atun dia contaminado

Todo el lote de atún en aceite de girasol ha sido retirado de «forma preventiva» tras detectarse una conserva con toxina botulínica. Los modelos, ahora inmovilizados, se distribuyeron a establecimientos de Dia en Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, donde en cualquier caso por el momento no se pueden conseguir. Frinsa del Nordoeste, la empresa gallega que provee esta producto, afirma que es “imposible” que la lata de atún esté contaminada por sus procesos de fabricación y enseña que el resto del lote de más de 3.400 conservas se encuentra en estado óptimo, comunica Europa Press.

Dia Retiró 3420 Latas De Atún El Diez De Agosto Tras El Aviso De Contaminación

Asimismo ha sido notificada la empresa productora, radicada en Galicia, y analizada la cadena de producción y otros lotes no se descubrió más producto contaminado por toxina botulínica y que la maquinaria de producción no poseía focos de toxina botulínica. La Consejería de Sanidad de Castilla y León comunica de que 3 de las cuatro personas perjudicadas por el brote, están dadas de alta. La infección se produjo el pasado 9 de agosto en 4 personas de una misma familia, una parte de ellos habitantes en Salamanca y otra sección en Zamora, tras ingerir ensaladilla rusa con un ingrediente contaminado por toxina botulínica.

La cadena de supermercados retiró el pasado 10 de agosto 3.420 latas de manera precautoria tras el aviso de las autoridades sanitarias, y según confirmó, ayer recibió la confirmación de la existencia de la toxina. Fabricado por la conservera gallega Frinsa del Noroeste, la cadena de mercados vende 1,35 millones de entidades de este producto por año, esto es, unas 3.560 por día. El producto, ahora inmovilizado y retirado, fue distribuido por la interfaz DIA a establecimientos de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana. En Galicia, según informó la Consellería de Sanidade, no se comercializó el producto y tampoco existe perseverancia de personas perjudicadas por el brote. En la población en general (incluidos pequeños) se producen casos de botulismo por el consumo de conservas caseras, sobre todo de vegetales, que no se han elaborado de forma adecuada, ya que acaban provocando toxinas en su contenido. Además de esto, desde la institución aclaran que los alimentos envasados, conservados o fermentados de preparación doméstica son una fuente recurrente de botulismo de transmisión alimenticia, y su preparación necesita cautelas particulares.

Al final, la empresa que realiza conservas de marca blanca para cadenas como Dia resalta su «colaboración absoluta» con las administraciones desde la detección del problema. Por este motivo, cree «imposible» que hubiera algún inconveniente en su fabricación y que solo afectase a una lata. «Que se ha podido contaminar después gracias a que se dejó abierta o se mezcló con lo que sea, ya que puede ser, los alimentos se estropean si no se preservan adecuadamente», explica. «Si usted lo mezcla en una ensaladilla y después lo devuelve a la lata ya está contaminado con lo que fuera», añade. De este modo lo han apuntado fuentes de la compañía gallega a Europa Press, que aseguran que«es realmente difícil que una lata tenga botulismo y la de al lado no, porque el pescado es el mismo».

En el día de ayer, 29 de agosto, los análisis practicados en el Centro Nacional de Nutrición a los modelos sospechosos confirmaron la presencia de toxina botulínica en la lata de atún consumida, según enseña la Aesan. En cuanto hubo perseverancia de este hecho por parte del Servicio de Seguridad Alimentaria de Castilla y León, se informó, mediante su red de alertas alimenticias, a la Agencia Española de Seguridad Alimenticia. Ésta va a publicar una nota informativa para reportar a los ciudadanos que propagará por medio de su página y comunidades. Rápidamente el resto de producto afín fue inmovilizado hasta el momento en que no se logre constatar que la polución se extendía a otros lotes. Por otra parte, se ha notificado a la empresa comercializadora de la presencia de producto contaminado.

Alarma Alimentaria: Avisan De Unas Latas De Atún Contaminadas

La Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición ha activado una alarma sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por toxina botulínica, detectada en el atún en guarda en aceite de girasol de la marca Dia, que ha afectado a 4 personas de una misma familia. La Agencia Española de Seguridad Alimenticia y Nutrición ha decretado un brote de intoxicación alimenticia causado por toxina botulínica asociado al consumo de mantiene de atún en aceite de girasol. La Agencia De españa de Seguridad Alimenticia y Nutrición ha habilitado una alerta sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por toxina botulínica detectada en el atún en guarda en aceite de girasol de la marca DIA. Por su lado, Frinsa asegura que es “irrealizable” que la lata de atún en aceite de girasol en la que se encontró la toxina botulínica esté “contaminada” debido a sus procesos de fabricación, pues resalta que el resto del lote, de sobra de 3.400 conservas, se encuentra en estado perfecto. La compañía mantiene que “es imposible que una lata tenga botulismo y la de al lado no, porque el pescado es el mismo”. La cadena de mercados DIA retiró el pasado diez de agosto 3.420 latas de atún en aceite de girasol de 900 gramos cada una -o sea, en formato grande- de forma preventiva tras el aviso de una viable polución de toxina botulínica descubierta por parte de las autoridades sanitarias.

Asimismo afirman que van a contactar con los clientes «susceptibles de haber conseguido este producto utilizando todos y cada uno de los canales que sean precisos». Fotografía facilitada por el Grupo DIA de la de la lata de atún en aceite de girasol de 900 gramos que fué retirada de los supermercados DIA tras advertir en una unidad toxina botulínica. El brote se detectó tras enfermar 4 personas en Castilla y León, de las que tres ya han sido dadas de alta, que ingirieron una ensaladilla rusa casera desarrollada con el mencionado atún. Frinsa del Nordoeste, la compañía gallega que provee este producto, dice que es “irrealizable” que la lata de atún esté contaminada por sus procesos. La ingestión de alimentos contaminados por toxina botulínica produce botulismo, una enfermedad que se caracteriza por el desarrollo de alteraciones vegetativas como la sequedad de boca, náuseas y vómitos, y por una parálisis muscular progresiva. En un aviso en el que manifiesta su solidaridad con los damnificados, Frinsa insiste en que tras analizar lo ocurrido, la contaminación se limita a una única lata de un único lote que, resaltan, “antes a su análisis se abrió y manipuló”.